jueves, 11 de diciembre de 2014

Tras la puerta que hay tras el espejo...

¿Y estos tres pollitos?
¡Buenos días, queridísimos navegantes!
¡Aquí estoy otra vez dispuesta a todo!
Siento estas pausas tan largas
pero a veces la vida tiene cambios
que te dejan descolocada
y hasta que una se vuelve a situar...
Pero creo que ya voy teniendo 
el "Camarote de los hermanos Marx" 
de mi cabeza, más o menos 
y dentro de su increíble desorden, 
ordenado.
A lo que voy:
En lo que redecoraba el camarote,
se me ocurrió abrir una puertecita 
que había al fondo, detrás del espejo 
en el que me meto de vez en cuando.
¿Y qué me encuentro?
Una tiendecita llena de niños y niñas,
todos probándose ropa,
jugando, disfrazándose...
Al momento salió a recibirme 
Silvia Foster su dueña.
Y resultó tan encantadora 
que nos hicimos amigas. 
Me contó y enseñó 
las cosas tan bonitas 
 que hace en algodón: 
bodys, camisetas, vestiditos, gorros...
Puedes incluso personalizar prendas 
combinando diferentes colores.
Podéis visitar su página web:
-Silvia, sujeta un body que te dibujo -la dije.
Y por favor, di a todos los niños 
que hay en la tienda que se pongan guapos 
que les voy a dibujar también.
Es lo que tiene ser ilustradora 
que siempre tienes una excusa para dibujar.
El resultado es este que veis. 
Silvia quedó tan contenta 
que ha utilizado mis dibujos 
haga su tienda web.
Os diré que muchas de las cosas 
de MomoShop 
me las hace esta maravillosa mujer.
¿Y los pollitos?
No se estuvieron quietos,
salieron tras la pelota y ya no les pude retratar...
¡Un montón de besos, navegantes!




1 comentario: